135 Aniversario SVD

Saludo a la Congregación por 135 años

Estimados cohermanos:

Al celebrar en este día los 135 años de la fundación de la Congregación del Verbo Divino deseo saludarlos con afecto. Hago este saludo extensivo a todos los que participan de nuestra misión en Parroquias, Colegios, Librerías, Editorial, Casas de Formación, Hogar de jóvenes, Casas de retiros, etc.

En un día como hoy nuestro Santo Fundador iniciaba con humildad y sencillez un proyecto misionero a fin de animar a la Iglesia de Alemania para que no se centrara en sí misma, sino para que saliera más allá de sus fronteras. El Estado alemán y la Iglesia tenían serios conflictos. Se clausuraban seminarios, casas religiosas y el poder político deseaba aislar a la Iglesia a lo que hoy denominaríamos la Sacristía. En medio de esta situación el P. Arnoldo quiso evangelizar y anunciar a Jesús en otras latitudes. Especialmente en China. Fue un visionario y un profeta que no se dejó atrapar por lo inmediato, sino que vislumbró horizontes nuevos.

Hoy al recordar el inicio de esta obra considero que para ser fieles al espíritu fundacional también tenemos que mirar más allá de lo inmediato y ser capaces de construir con mirada misionera nuevos desafíos. El espíritu que sigue animando a la Congregación es el de abrirnos a los mismos estando seguros de que la Buena Noticia de Jesús es un tesoro que no podemos guardar. Esto último no es algo exclusivo de la Congregación, sino que el anuncio misionero compete a todo bautizado. Hoy entendemos que los laicos y los Verbitas compartimos la misión de Jesús como socios y participantes de la voluntad salvífica de Dios.

El P. Arnoldo Janssen ex profeso inició la Congregación bajo el patrocinio de la Madre de Jesús, la Virgen María. Al celebrar el nacimiento de ella también celebramos el nacimiento de este proyecto misionero confiando que María nos conducirá al Verbo Divino, es decir, al Hijo de Dios hecho carne.

Les deseo que este nuevo aniversario reavive nuestra fe, esperanza y caridad como discípulos – misioneros de Jesús.

Un abrazo en el Amor del Espíritu Santo.

P. Luis O. Liberti SVD
Provincial ARS