60 Años del Centro Educativo Cristo Rey

Celebramos lo que fuimos, lo que somos… y lo que seremos

El anuario elaborado por el Centro Educativo “Cristo Rey” de la ciudad de Córdoba, en vísperas de la celebración de los cincuenta años en el 2009, comienza en su página tres, con la frase “Celebramos lo que fuimos y lo que somos”. Hoy, al celebrar el sexagésimo aniversario, ampliamos la mirada y nos atrevemos a expresar como comunidad educativa un desafío mayor: “y lo que seremos…”

Esta pequeña semilla que surgió en 1959, sigue profundizando sus raíces, extendiendo sus ramas, dando color con sus flores, produciendo frutos, haciendo realidad este primer Kerigma, que pretendió visualizar que un pequeño e insignificante grano de mostaza crezca y se haga árbol frondoso, bajo cuya sombra se cobije la niñez y la juventud del barrio General Bustos.

Este acontecimiento festivo nos llevó a pensar como educadores en cuál sería el regalo que queríamos darnos y dar a la comunidad, porque no hay cumpleaños que no se tenga la intención de entregar un presente como recordatorio de la importancia de quien lo recibe y la preparación de quien la ofrece.

Finalizando el año 2017, el Equipo de Conducción propone como obsequio de este nuevo aniversario, redefinir el Proyecto Educativo Institucional y qué mejor oportunidad para contar con un instrumento que nos defina como escuela, respondiendo a los tiempos y desafíos actuales.

¡Nos ponemos en marcha! Transcurre el ciclo lectivo 2018 y comienza la ardua tarea de elaborar un plan de acción para optimizar su concreción. Etapa de sensibilización, lectura, diagnóstico y revisión.

En este marco de trabajo, comienzan los festejos en el presente año 2019, siendo éste nuestro mayor anhelo y desafío, ya que nos invita a vernos como institución en perspectiva. Nos interpela a interrogarnos ¿Qué queremos lograr? ¿Qué valores nos guiarán? ¿Qué perfil institucional queremos generar? ¿Cómo queremos funcionar como comunidad? ¿Qué servicios podemos ofrecer? ¿Cómo alcanzaremos los objetivos que nos proponemos? ¿Qué tipo de estrategias emplearemos? Continuamos en proceso…

Como todo acontecimiento, no festejamos solos. No todo fue estudio y lectura, también nos propusimos actividades y acciones que nos lleven al encuentro y al servicio, y es allí donde abrimos nuestras puertas y nuestro corazón a otras instituciones hermanas, quienes con generosidad, los días 3 y 4 de mayo, participaron del 5º Encuentro de Hermandad Verbita en la “Copa Aniversario Cristo Rey” en el cual participaron el Instituto Espíritu Santo, de Córdoba; el Colegio Verbo Divino Chicureo, de Chile; el colegio San José, de Esperanza-Santa Fe; y nuestro Centro Educativo, representado por los estudiantes y padres del Nivel Secundario como anfitriones, en las disciplinas de fútbol masculino juveniles y mayores y vóley femenino.

Hubo ganadores como en toda competencia deportiva, pero sin lugar a duda, nos unió un mismo espíritu y una misma misión. No formamos hombres competitivos, sino personas competentes, capaces de entregarse solícitos ante una mano que se extiende.

Posteriormente, durante el mes de mayo, celebramos con los estudiantes y las familias en los distintos niveles, recordando que este grano de mostaza se hace visible a través de:

Las raíces: es lo que nos sostiene como institución, estamos enraizados en la Palabra de Dios y desde ahí queremos nutrimos y dar vida a todo este árbol.

El tronco: es lo principal en nuestra comunidad, los alumnos, los docentes.

Las ramas: la diversidad de proyectos, actividades, relaciones, etc. que se van expandiendo.

Las hojas: todas las personas que están permanentemente en la escuela, familias, los que trabajan aquí, que los traen sus proyectos y sueños…

Las flores: lo que hemos logrado y por lo cual nos reconocen, nos da pertenencia a una comunidad…

Los frutos: todas las personas que han pasado: egresados, jubilados, docentes, familias, misioneros verbitas.

Y llegó el día… Como comunidad, el día viernes 7 de junio, queríamos hacer realidad y encarnar nuestro lema “Una comunidad inspirada en Dios, con compromiso misionero”, celebrando la Solemne Misa precedida por Mons. Carlos José Ñañez, arzobispo de Córdoba, dando gracias por estos años y pidiendo por los que vendrán.

La celebración se inició trayendo al altar de las manos de los estudiantes de Nivel Inicial, sesenta plantines que representaban cada año de trayectoria de la institución, que posteriormente fueron entregados en gratitud, al personal de la institución presente que ya gozan de su etapa jubilar. Estos niños elaboraron, además, junto a sus docentes y familias, ladrillos ecológicos para la construcción de viviendas solidarias.

El Nivel Primario, bajo el lema del eje de VIVAT, colaboró para aportar a la erradicación de la pobreza, cociendo y tejiendo frazadas que serán donadas a la campaña “Córdoba te abraza”.

Y en este gran marco de renovación del Proyecto Educativo Institucional, que abarca los festejos, actividades y gestos, se presenta al altar el trabajo de dicho documento hasta aquí elaborado por la comunidad educativa.

En este contexto de festividad, nos ilumina el Evangelio de Juan en donde Jesús exhorta a Pedro a descubrir el alcance de su amor, nos muestra las debilidades de los hombres encarnada en la figura de su discípulo amado. A pesar de esto, Jesús vuelve a encomendarle y a encomendarnos la misión de ayudar a otros.

No podía faltar el ágape, la música y el baile. Celebramos lo que fuimos, lo que somos… y lo que seremos.

El Papa Francisco nos invita a hacer propia sus palabras: «Por eso, les auguro a todos ustedes, padres, docentes, no docentes, estudiantes, un bello camino en la escuela, un camino que haga crecer las tres lenguas que una persona madura debe saber hablar: la lengua de la mente, la lengua del corazón y la lengua de las manos. Pero, armoniosamente, es decir, pensar en aquello que uno siente y hace; sentir bien aquello que se piensa y hace; y hacer bien aquello que se piensa y siente. Las tres lenguas, armoniosas, juntas».

¡Feliz Aniversario a nuestro Centro Educativo Cristo Rey!

Viviana Fraenza
Directora Nivel Primario