“Adaptándome a los tiempos y costumbres”

Desde Botswana-África, Darío Figueroa nos comparte su experiencia misionera.

Con mucha alegría les escribo desde Botswana (África), donde me encuentro haciendo mi experiencia de formación transcultural (OTP-PFT). Llegué el 14 de marzo de este año, luego de haber estudiado inglés en la Provincia de Chicago (Estados Unidos).

Mi primera aproximación a la Provincia de Botswana fue visitar las comunidades del distrito. Botswana es un país muy pequeño, con mucha diversidad cultural, y es uno de los países más estables de la región, por lo tanto, muchos migrantes deciden venir en busca de un mejor futuro. El número de católicos se estima alrededor de 100.000 (cien mil), de los cuales la mayoría están en la diócesis de Gaborone (capital de Botswana), donde su obispo era Mons. Frank svd, quien fue recientemente asignado a otra diócesis más pequeña.

Estamos en la diócesis de Francistown (alrededor de veinte mil católicos), en la cual está la mayoría de las comunidades SVD. La presencia SVD en la diócesis de Francistown es importante, ya que no cuenta con muchas vocaciones y sólo la presencia de dos congregaciones religiosas masculinas. Las parroquias prestan el servicio de jardín de infantes para los niños que se inician en el sistema educativo y también otros espacios para la contención de jóvenes y mujeres.

Ahora me encuentro viviendo en la comunidad San Arnoldo, donde funciona una escuela primaria con 130 estudiantes, y pronto empiezo a estudiar la lengua local (Setswana). Somos 15 misioneros en el distrito (que es la presencia en Botsuana). Me encuentro adaptándome a los tiempos y costumbres de la gente local. También ayudo en pequeñas cosas en la escuela donde vivo.

Un saludo muy grande para todos. Unidos en el Verbo.

Darío Figueroa
Estudiante SVD Argentino