Crean y vivan

Misión solidaria del Colegio Guadalupe en Coronel Pringles (Bs. As.)

Desde la noche del jueves 4 al domingo 7 de julio, el barrio Hipólito Yrigoyen de la ciudad de Coronel Pringles (sur de la provincia de Buenos Aires), se llenó de música y actividades. Es que alrededor de 40 jóvenes del Colegio Guadalupe estuvieron misionando bajo el lema “Crean y vivan” acompañados por sus docentes y el P. Jesús Alphonse svd.

La actividad de los misioneros comenzó con la bienvenida de la comunidad de la capilla San Cayetano, donde estuvieron alojados. El viernes temprano visitaron las aulas de la Escuela Provincial Nº 7 con un taller acerca de diversos valores, como el amor, la solidaridad, el respeto, el compromiso y la amistad. Por la tarde, compartieron en las casas del barrio e invitaron a las familias a las misas que se celebraron durante todo el fin de semana.

El sábado fue el día de “hacer lío”, tal como pide el Papa Francisco. Los misioneros y la comunidad de Yrigoyen organizaron una kermesse para divertirse junto a los más pequeños. Entre risas y juegos, esta tarde estuvo musicalizada por la banda Ceferino Namuncurá, que hizo bailar y cantar a todos los presentes. Además, un gran fogón compartido entre chicos y grandes, iluminó la noche de un día lleno de emoción.

Finalmente, la misión culminó el domingo a la mañana, después de que los misioneros se acercaran a desayunar y jugar un rato con los chicos del Hogar del Niño. Tras una jornada que incluyó también, poesía y teatro, los alumnos del Guadalupe visitaron al P. Pedro Fourneau en el templo Santa Rosa de Lima, para agradecer a él y a toda la comunidad, su recibimiento tan cálido y servicial.

Así concluyó el primer año de un nuevo ciclo misionero, que desde el primer momento llenó nuestros corazones de esperanza e ilusión, permitiéndonos creer y vivir a un Jesús amigo y humilde que nos abraza con su amor incondicional.

Milagros Pano Roldan
Animadora pastoral – exalumna

_____________________
Agradecemos a Milagros Pano Roldán por este artículo y a todos los animadores pastorales (exalumnos), a la Prof. Claudia Enríquez y al equipo de docentes por su compromiso y dedicación con el proyecto misionero y al Sr. Santiago Pullolil por su acompañamiento.

Un agradecimiento especial al P. José Luis Corral svd, por celebrar el envío misionero en estos años. Como equipo de misión le deseamos toda la bendición para esta tarea de ser obispo de Añatuya.

P. Jesús Alphonse svd