Declaración de la Conferencia Nacional de Religiosas/os de Argentina

El pasado 7 de diciembre, la Junta Directiva Nacional, en nombre de toda la Vida Religiosa del país se expresaba así:

“Tras los hechos de desalojo violento con disparos, muertes y quema de viviendas sufridos en la comunidad Toba Qom de la Primavera, Formosa, como Conferencia Argentina de Religiosos/as (CONFAR) que queremos vivir EN CAMINO DONDE LA VIDA RECLAMA, sentimos que el Espíritu de Jesús nos lleva a:

  • ESCUCHAR el clamor de nuestros/as hermanos/as Qom de la comunidad La Primavera, que desde hace cuatro meses están reclamando pacíficamente en la ruta lo que les pertenece: la tierra. Reclamo que no tuvo ningún tipo de atención por parte de las autoridades, lo que demuestra la incapacidad de diálogo del Gobierno de la Provincia de Formosa, desoyendo no solamente a dicha comunidad sino a los distintos grupos y organizaciones sociales que se lo solicitaron.
  • APOYAR a los hermanos/as Qom de la comunidad La Primavera en el reclamo de sus derechos, garantizados en la Constitución Nacional, solidarizándonos con ellos no solamente con las palabras sino con la presencia de las religiosas y los religiosos que desde el primer momento estuvieron junto a ellos, al igual que otras personas y organizaciones comprometidas con la causa de los pueblos originarios, acompañamiento que avalamos y alentamos como Junta Directiva Nacional.
  • REPUDIAR los atentados e intimidaciones; la violencia y represión ejercida por las fuerzas policiales, el abuso de poder y el no respeto de la vida y demás derechos de los pueblos originarios, que son también derechos humanos. Acciones todas que, como consecuencia, provocaron la muerte de dos personas, con cuyas familias nos solidarizamos en el dolor.
  • EXIGIR al Gobierno Nacional que tome las medidas correspondientes para que las políticas de defensa de los derechos humanos, de inclusión social y redistribución de la riqueza que viene desarrollando, sean respetadas y aplicadas también en esta situación.
  • ANIMAR al diálogo y al acercamiento ya que previenen conflictos sociales y aseguran alternativas de humanidad.
  • ALENTAR a la sociedad, a todos los argentinos y argentinas, que exijamos como lo hacemos en tantas otras realidades, el respeto de los derechos de nuestros hermanos y hermanas de los pueblos originarios, que no callemos ni dejemos en el silencio el sufrimiento, el despojo y la injusticia que sufren en todo el país, porque sabemos que lo sucedido en la Primavera no es un caso aislado”.

Hoy, como miembros de la Asamblea General Ordinaria de la Vida Religiosa nos sentimos moralmente obligados a reafirmar cuanto dijimos en aquella ocasión pero además, con gran dolor no exento de decepción, debemos evidenciar que algunas situaciones se han ido agravando porque después de cinco meses:

• Los/as hermanos/as de la comunidad Toba Qom de la Primavera no han sido recibidos por la Sra. Presidenta u otra autoridad nacional con poder de decisión, tal como ellos solicitaban. Al mismo tiempo nos llama poderosamente la atención el silencio del Gobierno Nacional, siendo que hay una medida de fuerza callejera, cuando en otras situaciones éste ha salido prontamente a tomar posición…

• A raíz de la quema de sus viviendas, muchos/as hermanos/as Qom han perdido sus DNI y aún no les han sido restituidos, cuando paradójicamente se habla de que se multiplicaron los centros de atención del Registro de las Personas.

• A pesar de las garantías proclamadas por la Constitución Nacional hacia los pueblos originarios, no notamos que el Gobierno Nacional –que ha hecho de los derechos humanos una de sus banderas políticas- se implique efectivamente en la resolución de los conflictos surgidos en Formosa; más aún, con su silencio parecería avalar algunas praxis del gobierno provincial formoseño que van abiertamente contra el espíritu y la letra de la Constitución Provincial y Nacional, y contra los derechos humanos básicos de un pueblo originario.

• No obstante el acuerdo firmado el año pasado, que fijaba el mes de marzo como plazo para el cumplimiento de las promesas, no se han cumplido dichos compromisos.

Por eso, una vez más ratificamos que “seguir caminando donde la vida reclama nos hace decir a nuestros/as hermanos/as Qom de Formosa que abrazamos su causa en la lucha por recuperar la tierra que les pertenece, territorio ancestral, lugar sagrado de la vida.”

Al mismo tiempo solicitamos firmemente al Gobierno Nacional que abra sus puertas al diálogo mediador para resolver este conflicto, que reciba a los legítimos delegados de la comunidad QOM y que dé pronto cumplimiento a los acuerdos que ha suscripto. Así mismo reclamamos que se haga justicia ante las muertes ocurridas.

En tanto continuamos celebrando el Bicentenario, queremos seguir apostando obstinada y esperanzadamente por la construcción de la Justicia y la Solidaridad para todos los argentinos.

Asamblea General Ordinaria de CONFAR
Pilar, 29 de abril de 2011