Dios nos trata como a hijos… y nos corrige

(Heb.12,7-8)

Cuando se celebró el Centenario de la Revolución de Mayo y de la declaración de la Independencia del Rey de España, la consigna fue “Gobernar es poblar” cuyas consecuencias vivimos hasta hoy, unas positivas y otras nefastas.

Ahora al celebrar el Bicentenario, la Iglesia, a través de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) propone a quienes son responsables de la conducción de la nación que “Gobernar es EDUCAR”.

La anterior propuesta se ha venido a menos con las familias reducidas a dos hijos, varias mascotas, muchos muebles y técnicas modernas, pero la ausencia casi total del amor y del sentido de la educación fundamental que nace de las diversas relaciones interpersonales: paternidad, maternidad, filiación y fraternidad.

Y, sin embargo, la familia sigue siendo la escuela básica y fundamental para el futuro de la realidad nacional.

El esquema incondicional para realizar una correcta educación de todos los hombres y de cada hombre es, sin lugar a dudas, estudiar paso a paso la “Historia de la Salvación” que nos regala nuestro Padre Dios en la Biblia y que se manifiesta de una manera más lúcida en la realidad de la Esposa de Jesucristo, la Iglesia, y de un estilo más general en el Reino de Dios que pervade a toda la humanidad.

Mi intención era elaborar el tema de la educación en base a la revelación bíblica, pero al hojear la revista editada por los Misioneros del Verbo Divino, “Misiones en el mundo”, fundada por el Padre Lorenzo Bovier SVD., me topé con un interesante artículo del azareño, compañero y amigo, Padre Mariano Zakowicz SVD, que realizó una hermosa redacción en la que ensambla la historia de la salvación con el mundial de fútbol: ¡Genial!

Estudiamos juntos dos cursos de la primaria, toda la secundaria en Pilar (Buenos Aires), el Noviciado en Rafael Calzada (Buenos Aires), los tres años de filosofía y los cuatro de teología. Y fuimos ordenados sacerdotes el mismo día: 15 de agosto de 1961, en el Templo Santísima Trinidad, de la casa de formación “San Francisco Javier” de Rafael Calzada. Además, trabajamos unos años juntos en el Colegio “San José”, de Esperanza, Santa Fe.

Aquí va el Artículo.

P. Luis Pizzutti SVD
Párroco de Oberá

____________
Fuente: Boletín Parroquial Nº 56, Parroquia «Cristo Rey» Oberá – Misiones