“Donde la vida reclama”

Como consagrados en la vida religiosa, junto al Pueblo de Dios, que peregrina en la Provincia de Jujuy, experimentamos la angustia que en estos días marcan la historia de nuestra convivencia social.

Frente a esto queremos reafirmar nuestra opción por la vida, don precioso de Dios, que nos urge hoy a manifestar nuestro compromiso en:

– La construcción de una sociedad basada en la justicia y la trasparencia.

– En acompañar a nuestro pueblo que busca su dignidad de vida en la consecución del trabajo, la tierra y la vivienda propia.

– En sostener una convivencia social en un marco de paz, solidaridad y diálogo, que aleje toda forma de violencia y discriminación entre hermanos.

Apostamos a las reservas morales de nuestro pueblo, que permitirá en este momento crucial de la historia, se responda a las necesidades concretas de los más necesitados, alejando toda ocasión de aprovechamiento de los que tienen más sobre los que tienen menos.

Unidos a nuestros pastores, en Jesús, Palabra de Vida, nos queremos reconocer hermanos y hermanas, constructores de la esperanza en una Provincia de Jujuy más fraterna y solidaria.

Confar filial Jujuy