El albergue “Peñi Ruca” o Casa de amigos

La vida cristiana no es solo cuestión de misas, devociones y responsos sino también de ayudar a nuestra gente a crecer y a madurar en la fe.

La comunidad Maria Auxiliadora de Barrio central de Plaza Huincul, sintió la necesidad de concretar un gesto de solidaridad ayudando a los familiares de los enfermos internados en el Sanatorio Municipal de esa ciudad neuquina. Esas personas que, en su mayoría provienen del interior de la provincia, no contaban con un espacio para albergarse durante el tiempo de convalecencia de sus familiares enfermos.

Tratándose de gente de condición humilde, no tienen recursos como para pagar un hotel y terminaban durmiendo en los pasillos del hospital. La Caritas parroquial Santa Teresita tomó cartas en el asunto y comenzaron por habilitar algunos salones de Caritas como albergues para alojar a las familias de los internados. ¿Cómo no apoyarlos y alentarlos desde la parroquia? Si ellos nos estaban dando justamente el ejemplo. Hubo que habilitar nuevos baños, acondicionar camas cuchetas y poner a disposición una cocina. Poca cosa ¡cuando la colaboración es mucha!

Ahora cuando la familia de un internado en el sanatorio, no tiene donde ir, los enfermeros los derivan, no importa la hora, y algunos de nuestros fieles se ocupan de recibirlos con cariño y respeto acompañándolos y animándolos durante la internación del ser querido.

El amor solidario, fortalece y anima incluso a la comunidad parroquial. El albergue recibió incluso, un nombre muy significativo que es el de “Peñi Ruca”, lo que significa en lengua mapuche “Casa de Amigos” y quiere seguir siendo un lugar de esperanza.

P. Pepe Yagas svd

_________________
Fuente: INTER NOS, junio-julio 2005