Equipo de liderazgo ampliado 2019

Con los cohermanos mayores del Hogar San Javier

Del 26 al 28 de febrero, se realizó el encuentro del espacio de Liderazgo Ampliado (ELA) en la casa de retiros de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo, Rafael Calzada. Fue una reunión de la familia grande Arnoldina en el «Steyl del sur». El encuentro no excluyó temas arduos, difíciles, complejos, se habló con libertad y respeto. Pedimos al Espíritu Santo su luz en la oración y en la misa compartida y abigarrada por la presencia de las Hermanas.

El tema clave, desafío y constante es nuestra vida comunitaria, es ese tema que «aparece siempre». Por un lado, nos frustra y fatiga, pero al mismo tiempo nos reclama, porque es un valor a realizar, a encarnar. La vida comunitaria «brilla», es un anhelo, un horizonte de sentido, un deseo que inquieta sin cesar. De un lejano Nemi recuerdo la frase: «venimos a la vida religiosa no para sentirnos bien, sino para que los demás se sientan bien». Frase fuerte, pero llave de oro para construir la comunidad, en la alegría de la unidad que incluye las diferencias.

Muy emotivo fue el encuentro misa y mesa con los hermanos mayores, celebramos el «río de la vida», ellos son el generoso bosque de árboles añosos que nos prodigan benevolente sombra. En la misa les propuse contemplar el cuadro «los girasoles» de Van Gogh y el mensaje que parecen decirnos es que no somos perfectos, no somos fuertes, no somos jóvenes, algunos parecemos a punto de marchitarnos, pero estamos juntos y de este estar juntos brota la belleza extraordinaria de un cuadro que es invaluable.

Este es un «eco» sencillo y quizá subjetivo del ELA 2019. Más allá de los problemas, papeles y desafíos, valió la pena reunirnos, encontrarnos y estar juntos. Hermanos queridos, pidamos al Señor su gracia para realizar cada día el ágape del amor.

P. Juan Carlos Naviliat svd

Con las Hnas. SSpS del Convento Santísima Trinidad – Regina Apostolorum