Gratitud por el 5º Encuentro de Jóvenes Seguidores del Verbo

Ya han pasado algunos días de haber celebrado nuestro V Encuentro de Jóvenes Seguidores del Verbo (2014), y por eso llegamos a ustedes con estas breves líneas colmadas de gratitud.

V Encuentro de Jóvenes Seguidores del Verbo 2014

En el marco de nuestros festejos jubilares, bendecimos al Señor por la gracia que nos dio de celebrar nuestro V Encuentro de Jóvenes SVD. Han sido días donde los jóvenes venidos de todos los rincones de nuestra Patria, muchos de ellos acompañados por nuestros cohermanos SVD, nuestros estudiantes SVD de todas nuestras Casas de Formación, junto a los hermanos y hermanas de la Comunidad de la Parroquia Espíritu Santo en Godoy Cruz (Mendoza), nos dimos la oportunidad para celebrar la Fidelidad de Dios Uno y Trino. Allí, a través de las experiencias propuestas buscamos alcanzar estos objetivos:

  • Animar la fe y el compromiso misionero de los jóvenes motivando a responsabilizarse y participar en sus comunidades con la fuerza del Espíritu Santo a la luz de la invitación del papa Francisco.
  • Aportar en la animación de la pastoral joven de la comunidad de Espíritu Santo.
  • Alentar y promover una espiritualidad encarnada centrada en la Palabra – el Verbo.
  • Compartir, discernir los desafíos a los cuales el joven se enfrenta como discípulo-misionero desde la invitación del Papa Francisco en su carta “La Alegría del Evangelio”.
  • Vivenciar la alegría del llamado que el Señor les hace como protagonistas de éste momento histórico.

Días donde nos renovamos en nuestro ser discípulos y discípulas: tiempo para escuchar la Voz del Espíritu Santo de la mano de nuestros santos y santas misioneros. Sentimos su llamada por boca del profeta Zacarías 4,7 que nos revelaba en el nombre del Señor: “…no hace falta que seas poderoso, ni necesitas un gran ejército; lo único que necesitas es mi Espíritu. Yo soy el Dios todopoderoso, y te aseguro que así es”.

Y buscamos ahondar en esta Palabra donde como jóvenes estamos llamados a comprometernos en la realidad donde somos enviados, encontrando en Él la Fortaleza para responder creativamente en el servicio cotidiano al Reino, no centrándonos en nuestros límites personales, físicos o de carácter para ser misioneros sino abrirnos en confianza a la acción del Espíritu Santo que nos llama y envía.

Días donde compartimos nuestro seguir al Señor siendo, como San Arnoldo Janssen, discípulas y discípulos en adoración, comunión y misión. Por eso, ¡Gracias Señor!

Han sido días para renovarnos en nuestro ser misioneros y misioneras, sintiendo la llamada que el Papa Francisco nos hace en su Carta “La Alegría de Evangelio” a no tener miedo y a no dejarnos robar: “¡No nos dejemos robar el entusiasmo misionero! ¡No nos dejemos robar la alegría evangelizadora! ¡No nos dejemos robar la comunidad! ¡No nos dejemos robar el Evangelio! ¡No nos dejemos robar el ideal del amor fraterno! ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera!”

Sí, en estos días de GRACIA, cada momento, cada encuentro hecho diálogo, oración y reflexión, cada gesto, cada visita, cada canción, cada mate compartido han sido “lugar” donde escuchamos al Señor llamándonos y enviándonos a nuestras comunidades a ser testigos suyos, “con la fuerza del Espíritu para hacer el Lio Misionero”. Por eso, ¡Gracias Señor!

Aprovechamos estas líneas para dar gracias al Señor por la generosidad de todo el Equipo de Pastoral Juvenil de la Parroquia Espíritu Santo de Godoy Cruz, que confiándose y sacrificándose, fue instrumento de Dios para todos y cada uno de los que participamos, ¡GRACIAS!

A todo el Consejo Pastoral, a cada laico y laica que caminan en la comunidad parroquial y que se prepararon, nos acogieron, nos cuidaron y nos edificaron con su testimonio, ¡GRACIAS!

A todos los cohermanos Misioneros del Verbo Divino en Argentina que sumaron sus dones, acompañaron personal y espiritualmente, oraron, que apoyaron e impulsaron a sus jóvenes a participar de esta propuesta congregacional: ¡GRACIAS!

A todo el Consejo Provincial que animó en todo momento a llevar adelante esta instancia de animación e intercambio juvenil ¡GRACIAS!

A la Comunidad de los Misioneros del Verbo Divino: P. Juan, Hno. Boni y P. Agustín, que comparten vida y misión en aquellas tierras del buen sol y del buen vino, que se hicieron hermanos en tantos gestos de servicio, animación, disponibilidad y entrega, ¡GRACIAS!

Los 125 años de nuestra Presencia en Argentina, celebrados como Jóvenes Seguidores del Verbo, ha sido ocasión para que el Espíritu Santo nos sorprendiera con un nuevo Pentecostés, lanzándonos a los caminos para ser testigos de la misericordia, de aquello que hemos visto y oído.

Ahora sí, cada uno ya en sus comunidades, nos queda el seguir al Señor con nuevos bríos, respondiendo al llamado que confirmamos en estos días: ¡Con la Fuerza del Espíritu, Misioneros haciendo Lío! De nuestra parte, como líderes Verbitas acompañar a nuestros jóvenes, alentarlos, guiarlos y sugerirles los caminos de vida del Evangelio.

Finalmente, a todos los que oraron por los jóvenes y por los frutos de nuestro V Encuentro, a cada hermano y hermanas que elevaron oraciones por nosotros, a nuestras Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo y nuestras queridas “rosadas” Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua: ¡GRACIAS!

Cristian Andelique svd

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


 

.