Hogar San Javier ¿un mini Hollywood?

No es habitual salir de tu habitación después de la siesta y tropezarte sin más que con la filmación de un set de película, como me pasó a mí. Una maraña de cables en el piso, potentes paneles de iluminación montados sobres trípodes y apuntando desde diversos ángulos, cerca de una veintena de personas en el corredor cumpliendo diversas funciones, sonidistas, camarógrafos y asistentes. Todos atentos a dos jovencitas que repiten la escena una y otra vez. Son “Luciana” y “Fátima”, dos adolescentes de 18 años que comparten un cuarto junto a sus hijos en un “Hogar”, un instituto religioso italiano para madres adolescentes, ubicado en Buenos Aires. Filmar la escena de unos 15 segundos les llevó como dos horas.

Sí, estamos en el Hogar San Javier, ¡no en un estudio de Hollywood! En efecto, hace tres semanas están filmando el largometraje “HOGAR”, dirigida por la italiana Maura Delpero y producida por Cine Campo de Argentina en coproducción con Italia. Han previsto terminar la filmación a fines de mayo.

El proyecto “Hogar” ha resultado ganador con mención especial en el V Foro de Coproducción en San Sebastián. Una vez concluido el rodaje, será editado en Italia. Se prevé terminar y exhibir la película al público a fines de este año.

Es pintoresco ver circular por la casa a un grupo de “monjitas” de hábito beige y toca blanca que en la ficción atienden a las madres adolescentes con sus hijos en el “Hogar”. Desde luego, la filmación está alterando un poco el ritmo habitual de la comunidad: espacios invadidos, superar cables y trípodes con pantallas de iluminación para acceder y salir de habitaciones y comedor, movimientos de personas extrañas desde muy tempano hasta muy caída la tarde.

Felizmente, una gran parte se está rodando en la casa de retiros que actualmente no se ocupa (como ya sabrán, ¡estamos sin gas!); asimismo en el parque del Buen Pastor, en la entrada a la portería desde la calle, en la sala velatoria y en el segundo piso, en la habitación que ocupaba en vida el Hno. Mario Falcón, transformada en “oficina de la madre superiora”.

Pero la comunidad está soportando bien estas molestias, sabiendo que se ha hecho un contrato de locación con la empresa que produce la película, que reportará un beneficio económico para los gastos del Hogar San Javier y todos sus residentes.

(Para más detalles, en internet: Cine Campo – Proyecto “Hogar”)

Arnoldo Ederle svd