III Encuentro regional de la Infancia y Adoscencia Misionera

Bajo el lema “Con Jesús y con María, misioneros en el Bicentenario con alegría”, el domingo 16 de mayo se realizó en Ranelagh, Diócesis de Quilmes, el III Encuentro Regional (Región Buenos Aires) de Niños y Adolescentes de la IAM.

La fiesta de la IAM cobijó a cerca de 600 niños, adolescentes, animadores y servidores, pertenecientes a 9 de las 11 diócesis que forman la región pastoral Buenos Aires. Un día muy frío, pero con el fuego del Espíritu Santo, animador de la misión se realizaron cada una de las actividades con alegría, espíritu fraterno y creatividad.

Por la mañana se compartió (juntos niños y adolescentes) la animación y después separados en edades trabajaron cada uno por su lado realidades que hacen a la santidad, la misión, teniendo como fondo de todo el encuentro, la fiesta del bicentenario.

Fue hermoso ver trabajar, reflexionar, compartir en grupo a tantos niños, y adolescentes quienes, con mucho gozo expresaban la alegría que les da ser y hacer amigos para Jesús. Además, nos alegramos y enriquecemos con la presencia del obispo de Quilmes, Monseñor Luis Stöckler, que estuvo parte del encuentro.

Por la tarde, después de un almuerzo reparador, compartido entre las diócesis, se realizó una coloreada procesión por el predio del lugar donde se hacía el encuentro. Fue emocionante ver los colores de nuestra bandera en todo tipo de elementos, rezando por los niños y adolescentes de todo el mundo pero teniendo muy presentes a los niños y adolescentes de nuestra patria.

La procesión cerró con una Misa bien de la IAM: festiva, alegre, participativa, orante. El Padre Jorge Faliszek SVD, Director Diocesano de Quilmes, con mucho entusiasmo nos ayudó a celebrar cada uno de los momentos vividos en la jornada y relacionándolos con al fiesta de la ascensión que celebrábamos el domingo.

Agradezco especialmente:

• a Dios porque se puede percibir fuertemente que los niños y adolescentes son capaces de hacer grandes cosas por amor a Jesús.

• a cada uno de los encargados de la preparación del encuentro por todo el esfuerzo, tiempo y fuerza invertida para que todos percibiéramos la presencia de Jesús y el encuentro saliera tan lindo

• a los animadores por su trabajo siempre escondido a favor de la misión y de los niños y adolescentes que Dios les ha confiado

• y especialmente a cada uno de los niños y adolescentes que participaron por la alegría, amor a Jesús y las ganas de hacer muchos amigos para El a través de la misión.

«DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES DEL MUNDO… SIEMPRE AMIGOS»

Hna. Marcela
20 de mayo de 2010, Diócesis de Quilmes