La noche porteña llena de caridad

La Acción solidaria: “Noches de Caridad”, es la iniciativa que tomaron 50 Parroquias de la Arquidiócesis de Buenos Aires para salir al encuentro de las personas más golpeadas por la crisis del «corralito» del año 2001.

Ante la realidad social, de que iban apareciendo en las calles de la ciudad muchísimas personas que solicitaban comida y dormían en la calle, las 50 parroquias acordaron salir al encuentro de estas personas a fin de escucharlas, en lo posible ayudarlas y llevarles algo para cenar y compartir. Siendo siempre el objetivo el encuentro y la escucha. Con este objetivo, las 50 parroquias se distribuyeron por zonas los lugares de la ciudad donde había más presencia de necesitados, y comprometiéndose a su vez las parroquias de esa zona a preparar alimentos y salir a distribuirlos en distintos días-noches de la semana.

En nuestra zona, a la parroquia de Guadalupe nos correspondió el día «martes”, y venimos haciéndolo de forma ininterrumpida, aún en verano. Personas de la comunidad preparan 40-50 sándwiches de pan, mayonesa, fiambres y queso y se ponen dos en cada bolsita de plástico que se entrega por persona. También se preparan pizzas y se reciben docenas de empanadas donadas, sopa, chocolate, jugos y facturas. Todo donado, abundante y constante, por personas comprometidas de la comunidad parroquial y también el voluntariado.

Los días martes, en COFRAGUA (Comunidad Fraterna Guadalupe), de 17 a 19:30 hs. se preparan los alimentos. De 20 a 20:30 compartimos el Evangelio y una oración; a las 20:30 salimos a hacer cuatro recorridos con «changos de supermercados y coches”. Atendemos a las personas en situación de calle en el camino y llegamos a puntos fijos, donde la mayoría de las personas necesitadas nos están esperando. Allí rezamos el Padre Nuestro, distribuimos y conversamos en un hermoso ambiente. Nos conocen como de Caritas. A las 22:00 o 22:30 hs. estamos de vuelta.

De la Acción solidaria “Martes de Caridad”, ha surgido hace cuatro años la acción solidaria “Posaderos LU-MEN”, Red Profesionales (Abogados, Asistentes Sociales, Psicólogos, Odontólogos, etc.). Tomando como referencia la parábola del Buen Samaritano, que necesitó del posadero para atender al herido, así, nosotros derivamos a ellos los casos que encontramos en la calle (necesidades de DNI, radicación, atención psicológica, odontológica). Ellos tienen una «Posada» de atención en COFRAGUA los días lunes de 16 a 18 horas.

Son muchas las personas voluntarias que han pasado en estos 16 años para prestar su servicio a la Acción Solidaria «Martes de Caridad” y siempre guardan hermosos recuerdos, porque experimentaron lo que dice Sta. Teresa de Calcuta: “Ellos nos dan mucho más que lo que nosotros creemos darles, su alegría en la pobreza. Sus deseos de vivir, su simplicidad en aceptar”.

Moncho


Eran las cinco y media y llegamos, mi amiga y yo, a Cofragua, donde ya estaban algunos sentados, otros no, muchas personas. La larga mesa estaba cubierta de pan, fiambres, queso, mayonesa, y cada una de las personas armaba prolijamente los sándwiches que otras envasaban.

Así llegamos a las 19, hora de hacer las pizzas que nos habían donado (es decir, les poníamos el queso, el jamón y las horneábamos); ya estaba lista la sopa, que se encargaban de hacer dos señoras, los jugos que hacían otras personas, la leche chocolatada.

Después de una pequeña pausa, iban llegando los jóvenes, nos sentamos en rueda y escuchábamos la lectura del Evangelio del domingo siguiente, se comentaba, cada uno aportaba algo a estas reuniones, y al darnos todos las manos para rezar un Padrenuestro, nos sentíamos más fraternos, más buenos al ser, con nuestro granito de arena, de alguna utilidad para los que menos tienen.

Y después llegó el momento de “repartir”, en tres grupos, lo que se había elaborado y esto, para mí, es la mejor parte, el contacto directo con la gente, donde muchos de ellos se han convertido en amigos, que nos reconocen, con los que compartimos no solamente el sándwich o el jugo, sino que es un verdadero encuentro, un intercambio de saludos, de informaciones, en un ambiente afectuoso y alegre, porque verdaderamente nos alegramos de vernos.

Voluntaria Noches de la Caridad, Parroquia Guadalupe-Bs.As.

 

NOCHES DE CARIDAD

El corazón en las manos cuando juntos rezamos;
calidez del amor entre hermanos.
Noches de Caridad, rezos compartidos,
en el gesto fraterno de dar, llevamos a Cristo al amigo
si se piensa tan sólo en amar.
Amor que no es comprendido, aunque es calor,
es abrigo en las noches más frías. Es alivio.
Es palabra amorosa que al pobre reconforta
en las horas de hastío,
que lo acuna en su soledad,
que lo hace elevarse, divino,
y olvidar sus miserias al reflejar su dolor
en la luz del rostro de Cristo.

Fiorella