Líbrame Señor de todo mal

Muchos de mis parientes, amigos, me siguen escribiendo y preguntándome sobre diferentes temas acerca del horrible Terremoto-Tsunami que nos zarandeó el 11 de marzo pasado. Ya pasaron pues casi 7 semanas. Respuesta a algunas preguntas:

¿Es verdad que el Primer Ministro deberá renunciar pronto?

Yo pienso que él y todo su gabinete han hecho todo lo posible para socorrer y asistir a los afectados. Pero el desastre que causó especialmente el tsunami fue algo realmente espantoso. Y eso lo constatamos no sólo en el hecho de que enterró vivos, a más de 12.000 seres humanos, sino también atrofió las plantas atómicas de Fukushima, centro energético para todo el nordeste japonés.

¿Por qué las visitas del Emperador a los damnificados causa tanta admiración y afecto por la Familia Real?

El emperador no es una figura política, él vela y asegura que todos sus súbditos gocen de buena salud y que todas las familias puedan mantener un ritmo de vida digna y normal. Por eso, después del desastre, el emperador se decidió a visitar a los afectados por el terrible tsunami. La emperatriz se graduó en la Universidad católica del Corazón de María, en Tokio. Ella siempre acompaña a su marido. Yo también la saludé hace años. Es una persona muy sencilla y sonriente, habla bien inglés y es realmente una bella persona. Los afectados se emocionan por la visita real, pero cuando el Primer Ministro los visita, los que hablan son los que sufren y buscan rápida solución. Esas visitas, lógico no le resultan tan agradables.

P. Pedro, ¿piensa Ud. que los japoneses tratarán seriamente de reemplazar la energía atómica?

El Primer Ministro ya ha creado una Comisión Ética Nacional, compuesta por representantes de todos los partidos “políticos y entendidos especialistas”. Una idea que se comenta mucho en estos días sería el uso de la fuerza natural de las centenares de “aguas termales” del Japón. El turismo europeo, pero especialmente el asiático al visitar Japón, generalmente se alojan en los Hoteles de Aguas Termales. Por eso, la Federación de Hoteles, se oponen a esa idea, ya que eso significaría una inmensa pérdida de ingreso bruto de capitales…

Otra pregunta que todos me hacen, es la que se refiere al hundimiento de la tierra que sufrieron las 3 provincias del Norte. Sí, es verdad. Eso se puede comprobar en las casas de cemento que se hundieron entre 80 a 90 cm. Pero ninguna de esas casas se puede usar, ya que se ladearon, y eso a pesar de estar construidas sobre una base de hierro y cemento de “un metro y medio”. Pero en este caso, el terremoto fue de 9º y el vapuleo del tsunami simplemente lo destrozó todo…

Aquí sí que vale el rezo del Salmo: Líbrame Señor de todo mal… “Ab omní malo libera me Domine”.

Pedro Simon SVD
Misionero en Japón