Mario Falcón SVD

+ 01 de septiembre 2010 (1934-2010) | 34 54 56 62 **

Hoy, 01/09/2010, a la 1:00 am. de la madrugada, falleció en el Hogar San Javier de Rafael Calzada (ARS) el Hno. MARIO FALCÓN a los 75 años de edad.

La Eucaristía Exequial será esta misma tarde, 01/09/2010, a las 17:00 hs. seguido del entierro en nuestro cementerio privado de la Congregación.

¡Que descanse en paz!

__________________________________________________________

.

Hno. Mario Falcón SVD

Mario Falcón, nació el 5 de noviembre de 1934, en Concepción de la Sierra, Misiones, sus padres fueron Elías y Natividad. Antes  de ingresar a la SVD se había recibido de técnico en automotores y se inició en la Acción Católica Argentina. También fue empleado de un bar, peluquero y finalmente mecánico de la Ford. Por medio del testimonio del P. Giczel y una posterior amistad con el Hno. Lucas Bruder svd, el 1 de marzo de 1954 ingresa al Noviciado de la SVD en Rafael Calzada, formulando sus primeros votos religiosos dos años después. Luego y hasta  1960, estuvo despuntando sus habilidades mecánicas en la Gráfica Guadalupe de Rafael Calzada. El 27 de mayo de 1960 viajó para su primer destino misional SVD, en Congo (Africa). Estudiará francés en Lovaina, Bélgica por seis meses y posteriormente el 14 de diciembre de 1960 arribó a Congo (Belga).  Allí formulará sus votos perpetuos el  1 de marzo de 1962.

Entre los años 1961 y 1962 estuvo en Kalonda, en la Imprenta y como mecánico de automotores. Luego en 1963 aprendió mecánica de los aviones y también realizó los cursos correspondientes para pilotearlos. Para esto  fue a perfeccionarse a Londres en 1965. Luego de ello y hasta  1985 se dedicó con ahínco a “volar por los campos del Señor” en Congo, que dejó de ser Belga para convertirse en Zaire.  Mediante su servicio de piloto fue repartidor de medicamentos, correo, salarios,… transportó a enfermos, misioneros, ayudó a poblaciones aisladas o a misioneros varados en la sabana…, fue un enamorado de su servicio misionero en Africa y cuando relataba algunas de las aventuras vividas con los aviones nos hacía vibrar de emoción.

El 8 de diciembre de 1985 regresó a Argentina Sur y hasta el año 1990 se dedicó a la Promoción Vocacional y misionera de la provincia. Luego de ello se hizo cargo de la Casa de Retiros San Javier en Rafael Calzada y en todo momento dejaba traslucir sus habilidades de mecánico y de hombre práctico para enfrentar los arreglos varios que le demandaba la casa.

En los últimos años superó con tenacidad admirable la adicción al alcohol y posteriormente efectuó estudios superiores en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora a fin de capacitarse para dar cursos y talleres de recuperación de diversas adicciones. Así se fue vinculando (entre otras) con una ONG «Red de Apoyo Familiar» dedicada a la recuperación de jóvenes drogadependientes. A esta institución le dedicó con esmero y atención los últimos años de su vida. Fue su sueño verla funcionando y medio en broma y medio en serio, cuando la ONG estuvo en actividad, luego de superar no pocos contratiempo dijo: “ahora me puedo morir en paz”. Y así fue, en un par de meses su salud se fue deteriorando. Primero fue una fuerte neumonía y posteriormente le detectaron un cáncer de colon que en pocas semanas se ramificó y así falleció en la madrugada del 1 de septiembre ppdo. en el Hogar San Javier. Al día siguiente fue enterrado en el campo santo de la SVD en Rafael Calzada. A su entierro concurrieron también el personal de la ONG y alguno de los jóvenes que allí se están recuperando. Cuando bajaban el cuerpo de Mario a su tumba ellos lo vivaron y aplaudieron.

No podremos olvidar su risa franca y contagiosa. Su espíritu servicial y dispuesto. Seguirán resonando los relatos de sus años con los queridos “negros” de Congo. Solía decirnos una frase en kikongo y luego nos la traducía. Siguió conectado con África, dónde había dejado gran parte de tu vida. Fue un Hermano religioso y misionero a carta cabal. Nos dio ejemplo de que es posible vencer las fragilidades y adicciones y se convirtió en un tenaz irradiador de que es viable vencer los males a fuerza de amor y esfuerzo. También fue un hombre contemplativo y profundo. Tuvo la sencillez evangélica de los que confían en Dios. Era constante en la oración y la meditación. Más de una vez había dicho que sin éstas no hubiera perseverado en la vocación. Una vocación misionera que irradió con su testimonio y ejemplo.

Le damos gracias a Dios por la entrega religiosa misionero de Mario, confiamos que Dios lo tendrá entre sus elegidos y que ahora “turbulencias en el aire”, estará  gozando de la paz que merecen los justos.

Querido Mario, que descanses en paz y que sigas intercediendo por todos nosotros.

.

.

7 Comentarios

  1. Valeria

    Gracias Mario por la alegría que irradiaste a cada paso.
    Estoy leyendo tu libro y pienso en tu fuerte experiencia de vida… ¡Qué hermoso testimonio! Gracias nuevamente.
    Si Dios quiere, nos veremos en el cielo.

  2. Erika

    Que descanses en paz!! y mis más sentido pésame a sus seres queridos… Y me gustaría agradecerle al hermano Mario, porque gracias a él estoy estudiando el curso de psicoperapeuta, no tuve el agrado de conocerlo personalmente, pero sí por mail y me hablaba como si me conociera de toda la vida. Doy gracias a Dios que por lo menos pude tener sus hermosas palabras, lo recordaré por siempre…

  3. Con el Hno. Mario Falcón pusimos en marcha social el Centro de Atención a los que padecen o abusan de sustancias Psicoadictivas, patología actual en todas las comunidades, ”necesidades globalizadas Consumistas”.

    Creyendo en un sistema único avalado científicamente, lo que llamamos encontrando el capital psíquico y espiritual de cada ser, llevado a cabo por profesionales laicos y el apoyo espiritual, con la máxima enseñanza de la humildad de los Misioneros del Verbo Divino.

    Estando llenos de necesidades, para continuar las tareas, pero qué orgullo festejar el inicio de una misión que comenzó con nuestro Dios, Jesús, Arnoldo, José y cada uno de nuestro próximo prójimo.

    Gracias, gracias, gracias a Mario, porque alguna vez nos conectó.

  4. Es una y muchas más presiosuras ver este detalle que realizaron, porque los que trabajamos con él en las cosa cotidianas de su recuperación, y luego soñar y hacer realidad lo que sucedió el 26/05/2010, cuando entró nuestro primer paciente derivado por la Sedronar, nos dijo con un abrazo a Flavia (mi compañera) y a Marcelito -como siempre me dijo-, cerró los ojos y gritó «ahora me puedo morir en paz», estoy gordo lleno (guauu). Al igual que cuando juntos comenzamos el curso de operadores socio terapeutas, con más de 100 inscriptos continuando todos los lunes hasta fin de año, nos dice todos los días «malembe» («despacio, tranquilo» en el idioma nativo donde trabajó por varios años en el Congo), sigan con fuerzas, acordate del Chino Marcelito; y yo te digo Marito, y vos las que pasaste en el África, nunca te escuché quejar, sólo alegría.

    Todos los «tamberos» internados te conocen, el primer «tamberito» se cayó y hoy vuelve a entrar. Igual que siempre, a esta hora nos hablamos junto con el «desplumado Espíritu Santo» que tanto le rogamos día a día que nos ayude a seguir para el próximo prójimo. Y cada día entendemos la humildad y la lucha de los seres del Verbo Divino, ¡que fuerza nos dan!

    Mario, gracias por estar juntos, sólo nos dimos experiencias, te extrañamos, pero estás en cada respiro. Gracias por estar a nuestro lado, qué felices somos. Qué lindo es tenerte a cada lado, a cada momento, en cada sueño, en cada temor, en cada luz… Sos un mensajero que nos enseñó a tener fe en cada “gracias Marcelo y Flavia”.

    Somos el Tambo de Marito Falcón y compañía, necesitamos oración y ayuda. Gracias.

    Tus tamberos.
    http://www.reddeapoyofamiliar.org

  5. Podemos decir muchas cosas sobre la vida de santidad y ejemplo que «Marito» nos dejó como legado, que es dar todo por el otro, y sobre todo por el más necesitado. Por un lado con lágrimas, pero por otro con alegría, siguiendo su ejemplo seguiremos desde la obra del Hno. Mario Falcón, la Comunidad Terapéutica «EL TAMBO», NUESTRA TAREA CON MÁS AMOR QUE NUNCA Y SIGUIENDO LOS EJEMPLOS DE ALEGRÍA DE NUESTRO SANTO DE RAFAEL CALZADA, SIEMPRE VIVO EN NUESTROS CORAZONES!!! TE AMAMOS NUESTRO QUERIDO MARITO!!!!!!

Responder a Valeria Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.