Misión es partir hacia donde el amor nos lleve

Palabras de bienvenida y despedida dirigidas a los cohermanos verbitas, Miguel Migu Kein y Eduardo Porcheddu, con motivo de cambio de párroco en la parroquia San Pedro Apóstol, Córdoba.

P. Miguel y P. Eduardo:

Misión es partir, hacia donde el Amor nos lleve… San José Freinademetz decía: “Ser misionero es una gracias de Dios”. Sentirse agraciado por Dios es compartir tiempo, vida y fe con su pueblo. Caminar con la gente, conocer sus luchas, sus alegrías y tristezas, compartir la vida.

Hoy estamos compartiendo con ustedes un cambio importante en sus tareas pastorales. Un verdadero desafío que los lleva a enfrentar nuevos caminos, nuevas realidades. Pero como todo desafío es transformante, seguro que con la ayuda del Espíritu Santo, estarán fortalecidos y sabrán llevar el Evangelio a sus nuevos destinos pastorales.

Le pedimos al Señor que siempre los guíe, los anime y los proteja.

P. Miguel, ¡GRACIAS por todo lo compartido! Valoramos hasta los pequeños detalles de su misión en nuestra Parroquia. Le deseamos que en su nuevo destino pastoral siga viviendo tan profundamente el encuentro con los hermanos, a través de la comunicación, el diálogo y el servicio.

P. Eduardo, ¡BIENVENIDO! Esta comunidad lo siente como si llegara a su casa, nos conoce. Siempre estuvo cerca de nosotros. El primer paso está dado. Todas las comunidades lo recibimos con alegría y nos ofrecemos para ser su ayuda, soporte y compañía. Nuevamente, ¡Bienvenido!

María Rosa Barreto
Consejo Pastoral Parroquial