Ordenación Sacerdotal de Hugo Calis

(ARE) El pasado viernes, 9 de abril en la comunidad de Gobernador Roca, Parroquia de Corpus Christi, hemos celebrado una hermosa fiesta de Iglesia y de la Congregación. Ha sido ordenado Sacerdote por manos de Mons. Juan Rubén Martínez el Diácono Hugo Calis svd, oriundo de esa comunidad parroquial.

La Eucaristía de ordenación se celebró en el Polideportivo del Colegio de Fátima y ha sido preparada hasta el último detalle por la comunidad de laicos, las Hermanas Siervas del Espíritu Santo y el párroco. Todos los detalles estaban previstos y la participación tanto de fieles como de sacerdotes, verbitas y diocesanos realmente fue numerosa. Desde Córdoba le han acompañado sus formadores, compañeros de estudio y amigos. Fue una celebración festiva, cercana y emotiva, donde se vivió cada momento con mucha intensidad y fe, de manera muy especial por toda la familia de Hugo y la comunidad parroquial.

La Comunidad de Gobernador Roca ha pasado un desierto de 40 años desde su última ordenación sacerdotal de un hijo de la comunidad, éste fue un motivo de mucho gozo y esperanza. Entre los deseos y augurios para el futuro se mencionó en reiteradas oportunidades, que es necesario incentivar la oración por vocaciones sacerdotales y religiosas para no tener que pasar un nuevo desierto de tantos años.

El domingo 11, el P. Hugo celebró su Primera Eucaristía, en la capilla de su comunidad de la colonia Yacutinga. Al llegar al lugar se podía notar que algo grande estaba sucediendo ese día en el lugar: pancartas de bienvenida para el P. Hugo y los familiares y amigos, el grupo musical animando a los fieles desde muy temprano, todos como con un cierto nerviosismo. Era apenas comprensible, era la primera vez que un hijo de esa comunidad, neopresbítero celebraba su Primera Eucaristía allí.

Todo salió muy bien, y gozamos de la fiesta Eucarística, de los saludos, la madre del P. Hugo, doña Elsa y sus hijos estaban felices, y no era para menos, luego de tanto sacrificio Hugo había podido dar el paso y ellos lo acompañaban. Don Eugenio, desde el cielo se habrá llenado de gozo junto al Padre Dios por esa hermosa fiesta.

Además, luego de la parte litúrgica, tanto el viernes como el domingo fuimos agasajados con un brindis y abundante torta. Aunque el domingo no ha sido sólo un brindis ni un agasajo sencillo, sino un rico almuerzo bien abundante en carne, chorizo y ensaladas, todo donado por la comunidad. Se vivió un clima de profunda alegría y gozo por ese acontecimiento eclesial. Además de sentir la cercanía de toda esa comunidad, expresar de una manera sencilla, pero sincera, franca y total su gozo porque Hugo, hijo de esa comunidad de ahora en más sería su embajador en Kenya y Tanzanía, donde próximamente se irá como misionero.

Quiero expresar mi agradecimiento a Dios en primer lugar, por permitirnos vivir y celebrar esta hermosa fiesta. Agradezco sinceramente al Párroco por toda la motivación en la comunidad parroquial, por su trabajo y dedicación a que todo esté en su lugar, y junto a él, a los Animadores Vocacionales PP. Pablo y Cristian por la animación y motivación de la comunidad. Agradezco a la comunidad que trabajó y se esforzó para que todo esté bien preparado, a los cohermanos verbitas por acompañar al P. Hugo en este momento tan especial de su vida misionera en la Congregación, tanto de los de la Provincia ARE como quienes han venido de la Provincia ARS. Quiero expresar un agradecimiento muy especial a las Hermanas Siervas del Espíritu Santo por su acompañamiento al P. Hugo, a la comunidad de Roca por todo el servicio, dedicación y entrega, al brindarnos el espacio físico del polideportivo donde se celebró la eucaristía de ordenación.

Agradezco de una manera muy especial a la madre de Hugo, doña Elsa y sus demás hijos, hermanos de Hugo, por toda la preparación y hermosa presencia de fe y entrega, por darnos a Hugo para la Misión en el Verbo Divino y la Iglesia.

Alberto Klein svd