Parroquia San Ignacio

La acción Verbita en San Ignacio

No podemos hablar de San Ignacio, sin referirnos a los antecedentes históricos. Aquí los jesuitas habían realizado una obra magnífica en favor de los indígenas. Le pusieron el nombre San Ignacio en honor a su fundador.

Cuando en 1767 fueron expulsados los padres de la Compañía de Jesús, las reducciones quedaron abandonadas y comenzó el éxodo de los guaraníes.

A partir del año 1900 se comienza a poblar San Ignacio con criollos, paraguayos, brasileños y alguno venido de Europa. Más de uno, preocupado por la falta de asistencia espiritual, pide ayuda. Según informes, desde el año 1913 y más o menos cada seis meses, recibían la visita de un sacerdote que venía desde Corpus y celebraba la misa y administraba los sacramentos en las galerías de una casa de familia. Luego se formó una comisión Pro-Templo que trató de conseguir fondos para comprar un terreno. En lo que había sido la Plaza de Armas de las Reducciones se fritaban empanadas, se cocinaba mandioca y se hacía el asado a la estaca que luego se vendía a los vecinos. Gracias al entusiasmo de este grupo se pudo comprar el terreno y edificar una capilla de madera que con alegría terminaron en el año 1915.

Se hacían carreras de sortijas con premios y relámpagos de fútbol que siempre animaban las fiestas patronales. Para ese día, 31 de julio, se reunía mucha gente que venía en carro o a caballo para participar de la procesión que se realizaba desde la iglesia hasta las Ruinas Jesuíticas, donde se concluía con la Santa Misa. En ese tiempo, el único medio de transporte para llegar desde Posadas a San Ignacio, era por barco que río arriba hacia Iguazú, iba tocando todos los pueblitos ubicados sobre el Río Paraná. En el pueblo mismo la gente se movilizaba a caballo o en carro. Con el tiempo comenzaron a aparecer los primeros autos.

En esos años los casamientos sólo se realizaban de día. La novia montaba el mejor caballo para lucir su vestido blanco. El novio y sus acompañantes trataban de estar a tono de las circunstancias.

La actual parroquia se comenzó a edificar en el año 1939. Desde la sede de San Ignacio se atienden unos 14 centros o capillas. También estaban presentes las Hermanas Siervas del Espíritu Santo, que se dedicaban a la atención de una escuela bilingüe para indígenas.

Nómina de sacerdotes titulares que han pasado por esta parroquia:

P. Germán Hansen (1937-1938)
P. Agustín Swatek (1938-1940)
P. Carlos Alberto Pahl (1940-1942)
P. Juan Kuczera (1942-1950)
P. Guillermo Beyer (1950-1954)
P. Waldemar Ringeltaube (1954-1961)
P. José Weiss (1961-1967)
P. Luis Leschmann (1967-1968)
P. Juan Nemcik (1968-1970)
P. José Marx (1970-1991)
P. Bronislao Lagocki (1991-1998)
P. Andrés Mochalski (1998-2005)

A pedido del Obispo de la Diócesis de Posadas, J.R. Martínez, la Parroquia fue entregada a la administración del Clero Diocesano en 2005.

(Fuente: “100 Años de la Segunda Evangelización en la Tierra Colorada”, Lorenzo Bovier SVD)

.