Parroquia San Luis Gonzaga – Capioví

Reseña histórica de la PARROQUIA SAN LUIS GONZAGA, Capioví (Misiones)

Una Comunidad con sentido Cristiano


En las primeras épocas de la colonia, una vez al mes llegaba un sacerdote -procedente de Puerto Rico- para celebrar misa y administrar los sacramentos. Los domingos que el párroco no venía, los vecinos se reunían para rezar y cantar en una pequeña casa de madera, que hacía a la vez de capilla y escuela.

El primer matrimonio cristiano, según el relato de Oscar Vogel, se celebró el 9 de julio de 1924 entre Albino Ely y Filipa Johan. No obstante, en los registros de la parroquia de Capioví figura como primer enlace el de Gilberto Sárate y Francisca Acosta, celebrado el 4 de julio de 1948.

También está registrado el primer bautismo, recibido el 8 de mayo de 1948 por Eugenio, hijo de Helmut Werle. Ese mismo año se concretó la primera comunión, que fue recibida por Amalia y Juana Strieder, Norberto y Wanda Kleiner, José y María Freiberger, Lindolfo y Olga Borgman, Rodolfo y Augusta Forster, Benjamín Träsel y Lucía Werle, todos de Capioví. La comunión también fue recibida en esa ocasión por Enrique, Sofía, Rodolfo y María Riedmaier, de Capioviciño.

Recién cuatro años más tarde -en 1952- se celebró por segunda vez la primera comunión, con sólo ocho participantes.

En 1921 se produjo el primer fallecimiento en el pueblo: fue el de Petronila Lehner de Roten.

 

Primera capilla

La primera capilla de Capioví fue construida en 1926, con ladrillos y madera, en las proximidades de la actual iglesia. Para esa fecha, ya se había elegido como Patrono a San Luis Gonzaga.

La base del actual templo fue construida en 1940, ayudando en la obra unas 50 familias, bajo la dirección el sacerdote Francisco. Tres personas trabajaban permanentemente y una vez por semana o cada catorce días, una familia colaboraba durante toda la jornada.

A los cuatro años, las celebraciones religiosas ya se cumplían dentro del nuevo templo. Sus padrinos fueron Juana Antonia Trasel de Strieder y Antonio Johan.

En 1948 llegó el capellán Enrique Mauel, ya que se creó por decreto, vicaría en Capioví. No obstante, en noviembre del mismo año, el capellán debió retirarse hacia Chile por razones de salud, afectado de tifus.

El legado de Mauel para Capioví fue la torre de la iglesia, que se terminó de construir poco antes de su partida. Los padrinos de la cruz de la torre fueron Vicente Vogel y Julia Keller.

En 1950 se construyó la bóveda del presbiterio y dos años más tarde fue pintada por el Hermano Lucas, merced al aporte financiero de Enrique Riedmaier. En tanto, su esposa donó la estatua de La Dolorosa.

En agosto de 1954 llegó el religioso Pablo Spyrka. En Octubre de ese año, Pedro Strieder y su esposa regalaron una campanilla y la hermana, Johan donó un copón y un cáliz.

 

La actual Iglesia

En 1955 fue colocada la piedra fundamental de la actual parroquia y se produjo el arribo del sacerdote Juan May, quien aportó mucho para la construcción del colegio.

En 1956, el padre Arno Werle, nacido en Capioví, celebró su primera misa y se despidió para viajar como misionero al Japón.

Recién en el año 1961 fue creada la parroquia de Capioví, con Juan May como cura párroco. En 1967 llegó el sacerdote Luis Fischer.

El cielorraso del templo fue colocado en 1971. Durante la obra se accidentó uno de los trabajadores, y su recuperación costó tanto como la realización de esa obra.

Por razones de salud, en 1976 se retiró -después de once años el sacerdote Luis Fischer, continuando el P. Eduardo Soldyga, quien hizo de apoderado legal del colegio.Desde marzo 1976 hasta octubre de 1978 estuvo de párroco el P. Jaime Vorwerk. Le sucedió el P. Martín Weichs.

A partir de entonces, sólo se hicieron tareas de mantenimiento del templo, especialmente a partir de 1980, cuando se realizó su parquización, se construyó el salón parroquial completamente de material, se revistió el interior del templo con machimbre y fue pintado el techo y la torre.

Además, se mejoró el sistema de sonido y se colocaron ventiladores de techo. A fines de 1990 se inauguró el nuevo salón parroquial, más amplio que el anterior, estando como cura párroco en ese momento el sacerdote José Marx. Siguieron los padres: Nicasio Zabalegui y Francisco Senfter.

En 2002 se hizo cargo de la parroquia el P. Avelino Rotchen.

________________________________________

Artículos de la Parroquia San Luis Gonzaga:

» Ver todos

.