Parroquia San Rafael – Campo Grande

Reseña histórica de la PARROQUIA SAN RAFAEL de CAMPO GRANDE (Misiones)


Los comienzos

Allá por el año 1930 se establecen los primeros pobladores. Eran brasileños y paraguayos que venían por un tiempo, dedicándose a la cosecha de yerba mate silvestre. Luego aparecen familias provenientes de Bonpland y de la provincia de Entre Ríos. Recordemos que desde la Argentina se había hecho una propaganda tal, que atrajo a estas tierras a muchos ucranianos y polacos. Varios se ubicaron en lo que hoy es Campo Grande.

Del Brasil arribaron algunos japoneses y alemanes. Buscando nuevas tierras llegaron también varios jóvenes, hijos de los primeros pobladores de la zona polaca o ucraniana. Así, poco a poco se fue formando el pueblito.

 

Asistencia espiritual

Corría el año 1937. Desde Oberá llegaba a caballo el P. Juan Thomala. Celebraba la Eucaristía en la casa de Valdetrudis Aquino, ubicada sobre la ruta 8. En 1939 el P. Juan celebraba en la “Picada 20 de Junio” a unos cuatro kilómetros del pueblo, en la casa de Arturo Arenhardt.

 

La capilla San Rafael

Fue fundada el 6 de febrero de 1941, bajo la orientación del P. Juan Thomala. La colaboración de las familias fue entusiasta, actuando como constructores Juan Sawicki, Miguel Teleski y Arturo Arenhardt.

La capilla fue levantada en un claro del bosque. Hoy funciona allí el Colegio Nuestra Señora de Lourdes. La madera para la primera capilla construida entre 1941 a 42, fue traída de Campo Viera y aserrada en el establecimiento del señor Smolavezuk. La simpática torre, ubicada separadamente a metros de la capilla, fue confeccionada por Arturo Arenhardt, con maderas donadas por un protestante, Juan Zimmermann. La campana grande se adquirió en 1942. La pequeña, ubicada en el diminuto campanario sobre la capilla la donó José Fernández, quien luego se trasladó a Buenos Aires donde puso una fábrica de caramelos. Los bancos y altares laterales fueron obra de Albino y Arturo Arenhardt. El altar principal fue labrado por Juan Sawicki. En la primera etapa del P. Thomala se adquirió la imagen del Santo Patrono, San Rafael. No podemos olvidar una renovación espiritual gracias a una breve misión popular predicada por el P. Alejandro Schell luego Obispo de Lomas de Zamora. Como recuerdo se colocó una cruz misional. El Vía Crucis fue bendecido por padres franciscanos.

 

La Casa parroquial

En el año 1942 se levantó la casa. Trabajaron en la construcción Matías y Arturo Arenhardt, Juan Rippel y U. Barón. En aquellos tiempos, por la situación geográfica, Campo Grande era un centro de encuentros. Por eso la casa tenía capacidad para hospedar a cuatro personas.

 

Las capillas

En el año 1945, en la Sección Novena, el P. Thomala motivó la construcción de la capilla San Miguel. En la etapa del P. Esteban Heritz se comenzó la edificación de la de material. Está ubicada en la chacra de Pedro Marmilicz.

Capilla Santa Rosa: construida en tiempos del P. Juan Thomala, año 1950.

Capilla San Felipe y San Santiago Apóstoles: en la chacra de Julio César Orte, en el año 1969, se levantó esta capilla cuando era Párroco el P. Esteban Heritz.

Capilla San Andrés: ubicada en los terrenos de Benito Escobar, fue construida de material en el año 1973 en la era del P. Esteban y Jorge Matussek.

Capilla San Antonio: en las tierras de Sosa sobre la ruta 14, se edificó esta capilla en tiempos del P. Esteban y José Marx.

Capilla San Gabriel: construida en terrenos de Miguel Rivero, en 1968.

Capilla San Pablo Apóstol: data del año 1967.

Capilla San Martín de Porres: ubicada en tierras de Eduardo Arndt, data del año 1966, estando allí los padres Esteban y Jorge Matussek.

Capilla de Fátima: se construyó en la época del P. Juan Yagas en terreno de Pío Antenori.

Capilla Sagrada Familia: se levanta en la chacra de Pio Antenori. Data de 1968.

Capilla San José Obrero: construida en 1965 por iniciativa del P. Esteban Heritz. Hoy es salón para la catequesis.

Como recuerdo del Año Santo de 1975, se comenzó la construcción de la de material. La obra se terminó en tiempos de los Padres Apolinario Magolewski y Antonio Soldyga.

 

Verbitas que actuaron en Campo Grande

P. Juan Thomala: Natural de Polonia, trabajó aquí desde 1937 hasta 1950. Es el fundador de la parroquia.

P. Juan Yagas: Oriundo de Azara, Misiones. Estuvo en Campo Grande desde 1950 hasta 1961. Según testimonio de la feligresía los dos primeros sacerdotes llevaron una vida dura. De a caballo, el P. Yagas recorría la ruta 14 hasta San Pedro. Atendía también Aristóbulo del Valle, 2 de Mayo y San Vicente. Mantuvieron el ánimo y la fe de los primeros colonos en una amplia geografía.

P. Rodolfo Michalik: Checoeslovaquia fue su tierra natal. Estuvo en Campo Grande desde 1962 a 63. Confeccionó el índice del Libro de Bautismos y adquirió un auto para movilizarse.

P. Esteban Heritz: Nacido en Austria. Construyó la nueva Iglesia y casa parroquial. Actuó en esta parroquia entre 1963 a 1975. En ese tiempo pasaron como ayudantes los sacerdotes: Isidro Gerber, Federico Figge, José Marx, Jorge Matussek y Agustín Sornowski.

P. Apolinario Magolewski: Estuvo aquí desde 1975 hasta 1981. Le acompañó el P. Antonio Soldyga. En este período se finalizó con la construcción de la iglesia.

El 24 de octubre de 1979 Mons. Jorge Kemerer bendijo el nuevo templo. La colaboración del laicado fue un puntal efectivo en esta empresa.

P. Ambrosio Klunder: Llegó en 1981. Siendo párroco falleció en 1991. Debido a su salud quebrantada no pudo realizar grandes obras. Con todo logró atender la amplia parroquia y construir el salón contiguo a la casa parroquial.

P. Jesús Briones: 1991 a 1994. Movilizó a la comunidad por variadas iniciativas. Hasta el juego del ajedrez le sirvió para llegar a los corazones.

P. Arturo Yabes: 1994 a 1995

P. Juan Winkler: En enero de 1996 se hace cargo de la parroquia. Desde 1997 está el P. Simón Inza.

P. Emilio Reyes: 2001-2003

P. José Bique: 2004-2006

P. Agustín Kitajima: 2007-2009

P. Cristóbal Makilla: 2010-2014

La parroquia de Campo Grande encierra una epopeya misionera, como lo decía el Beato Arnoldo Janssen: “La mayor alegría que podemos brindar a los hombres de hoy, es darles a conocer la Buena Noticia de Cristo”.

Fue entregada a la administración de la Diócesis de Oberá el 19 de abril de 2015.