Parroquia Santa Teresita – Aristóbulo del Valle

Reseña histórica de la PARROQUIA SANTA TERESITA de ARISTÓBULO DEL VALLE (Misiones)


Los Pioneros

Aristóbulo del Valle, colonia creada y fundada durante el gobierno de Héctor Barreyro, aquél 14 de junio de 1921, significaba para muchos hombres y mujeres un “porvenir venturoso”, por sus tierras fértiles, sus montes aún vírgenes, que prometían nuevas expectativas económicas, quizás a largo plazo.

Fueron llegando y asentándose a lo largo de la ruta 14 numerosos colonos, provenientes de Cerro Azul, Bompland, Colonia Mecking (hoy Leandro N. Alem). A partir de 1930, llegando el contingente más grueso ente 1936 y 1940, para radicarse en la sección II, III y IV de la Colonia de Aristóbulo del Valle y Salto Encantado. Este sólido grupo de pioneros, contaba ya en aquella época con dos capillas, la de San Bonifacio, ubicada en el Km 200 y la Inmaculada Concepción, siendo esta última la primera capilla creada en la localidad.

Aristóbulo del Valle (Km. 204)

Hoy sede del asentamiento de mayor grupo humano y punto de convergencia de sus colonias, se asentaron pioneros europeos y sus descendientes: alemanes, ucranianos y polacos, los que con tesón y espíritu de lucha aportaron, sin duda alguna, elementos para el enriquecimiento de aquella próspera colonia hoy convertida en una ciudad donde sobresalen las costumbres, e idiomas diversos con estirpe “acriollada”, del inmigrante y de sus descendientes

Aspecto Religioso

El primer sacerdote católico que atendió a tantos feligreses lugareños fue el P. José Thomala, SVD. Más tarde llegó el P. Juan Yagas SVD, párroco de Campo Grande, quien de a caballo recorría toda la zona oficiando misas en las capillas del Km 200 y 212 respectivamente. Llegaba inclusive hasta zonas inhóspitas por aquél entonces, recorriendo picada Propaganda, (actualmente General Urquiza) y tantas otras, culminando su larga recorrida en Dos de Mayo. Siempre en su caballo alazán, con su mochila en la grupa, de donde sacaba su cantimplora y calmaba su sed, acompañado de un pan casero y trozo de charqui, tocino o cualquier alimento que los escasos feligreses le proporcionaban a su paso en los caminos de intrincada maleza y tupida selva…

Hasta donde fuera, el cura gaucho se desplazaba en su cristiana misión de evangelizar a sus hermanos. Así lo manifestaba un hombre que también había sido su contemporáneo, Don Bruno Branchesi, Muchas versiones y anécdotas giraron en torno aquel legendario cura, que pese a sus discapacidad física, ofreció un servicio a la comunidad. Cuentan algunos pobladores de aquel entonces que murió ciego y paralítico, únicamente asistido por un familiar y los sacerdotes de su congregación, los Misioneros del Verbo Divino, en su retiro definitivo de la sagrada misión.

Más tarde, en el año 1964, llegaba el P. Federico Figge SVD, de origen alemán. Cuando llegó se encontró con innumerables inconvenientes, especialmente el aspecto edilicio e infraestructura inadecuada, puesto que ni siquiera se contaba con un lugar donde el párroco pudiera vivir. A este laborioso sacerdote, denominado entre la gente que lo apreciaba el “cura constructor”, se le deben importantes obras materiales y espirituales. El P. Federico recorría con su autito las infinitas colonias y capillas, porque quería dejar a esta población joven su experiencia, sabiduría y principios de vida cristiana…

Santa Patrona

Como es costumbre popular entre los que habitan Aristóbulo del Valle, el 3 de Octubre de cada año se festeja el día de la Santa Patrona del pueblo: SANTA TERESITA DEL NIÑO JESÚS.

El día original fue el glorioso 3 de Octubre de 1961, cuando un grupo de vecinos decidieron depositar la piedra fundamental de la Ciudad de ARISTÓBULO DEL VALLE, y seguidamente, la piedra fundamental de la construcción de la Iglesia Parroquial y la entronización de la Patrona de Aristóbulo.Aquél día es recordado por muchos de sus protagonistas. Todo lo ocurrido quedó registrado en el libro histórico municipal durante la gestión de Don Rogelio Ramírez. Tampoco faltaron personalidades de la vida política provincial, como Don César Napoleón Ayrault, la Sra. de Contristano y el Obispo de la Diócesis de Posadas, Mons. Jorge Kemerer.

Desde aquél entonces, 3 de octubre, el término “pueblo” era despreciativo porque ya en el corazón de su gente se sentía a Aristóbulo de otra manera, era una ciudad, una ciudad donde había mucho que hacer, mucho que soñar…

Misioneros Verbitas que han trabajado en Aristóbulo del Valle

1967 / 68 – P. Federico Figge y P. Isidro Gerber
1969 – P. Federico Figge y P. Ambrosio Klunder
1970 / 71 – P. Federico Figge y P. Jorge Matussek
1972 / 73 – P. Federico Figge y P. Narciso Palanca
1974 – P. Federico Figge y P. Briccio Tamoro
1975 – P. Federico Figge; P. Briccio Tamoro y P. Antonio Soldyga
1976 – P. Federico Figge; P. Briccio Tamoro; P. Antonio Soldyga y P. Estanisalo Bochenek
1977 – P. Federico Figge y P. Briccio Tamoro
1978 / 79 / 1986 – P. Federico Figge y P. Jorge Matussek
1987 – P. Rodrigo Brunner y P. John Owen
1988 / 89 – P. Rodrigo Brunner y P. Jesús Briones
1990 – P. Rodrigo Brunner y P. Eugenio Krauza
1990 / 91 – P. Enrique Schneider y P. Andrés Mochalski
1992 / 94 – P. Enrique Schneider y P. Waldemar Jakubów
1994 / 95 – P. Waldemar Jakubów y P. Andrés Mochalski
1995 – P. Andrés Mochalski y P. José Bique
1996 – P. Andrés Mochalski y P. Simón Sugi Duli
1998 – P. Jaime Vorwerk y P. Simón Sugi Duli
2002 – P. Eugenio Basinski, Noel Ariola, Rómulo Laguicao

Fuente: Boletín “Sucesos” Nº 35, enero 1997.

________________________________________

Artículos de la Parroquia Santa Teresita:

» Ver todo

 

.