Parroquia Santísima Trinidad – Rafael Calzada

Reseña histórica de la Parroquia Santísima Trinidad, Rafael Calzada – Buenos Aires

La historia del actual templo parroquial comienza con la decisión de la congregación del Verbo Divino de levantar una iglesia para el Seminario de Misioneros que se construyó en 1920.

El 12 de marzo se colocó la piedra fundamental de la futura iglesia realizándose los trabajos en varias etapas que finalizaron en 1943.

El 10 de junio de 1933 el Arzobispo de La Plata, Monseñor J. Chimento realizó la consagración de la iglesia y el 11 de junio el Nuncio Felipe Cortesi celebró la Misa Pontifical.

En 1951, la tradicional Villa Calzada se convirtió en Parroquia y la iglesia de la Santísima Trinidad se transformó en una especie de “catedral” desde donde se irradiaba una múltiple acción misionera que organizaba capillas, guarderías y otras obras en los populosos barrios que iban surgiendo.

Por su rica historia, por la coherencia arquitectónica de su construcción, y por sobre todo por esa irradiación espiritual, cultural y social, este templo es el de mayor envergadura de la zona sur, y símbolo necesario cuando nos referimos a Rafael Calzada.

La Parroquia de la Santísima Trinidad se encuentra dentro del predio que corresponde a lo que era el Colegio Apostólico San Francisco Javier, junto a los restantes edificios: Colegio José Manuel Estrada, Casa de Retiros Arnoldo Janssen y Hogar San Javier (en el cual residen los verbitas jubilados). Su frente da a la Avenida San Martín, entrada de la ciudad de Rafael Calzada, zona de población urbana con viviendas y comercios.

El plano y todos los detalles arquitectónicos fueron diseñados por el Padre Juan Beckert, quien había realizado el plano y el diseño de la actual Basílica del Espíritu Santo en la Capital Federal (Palermo). Su construcción fue encargada al Sr. Juan Fogeler, que luego levantará la Sociedad de Fomento y el Convento “Regina Apostolorum”.

La decoración arquitectónica interior se inspira en elementos de diferentes épocas, las columnas marmoladas de la época bizantina, las guardas y los relieves de la carolingia.

El primitivo órgano fue suplantado por uno eléctrico construido en la ciudad de Traveris, siendo inaugurado el 1 de marzo de 1963. Las imágenes y las figuras de los vitrales nos recuerdan la espiritualidad que San Arnoldo Janssen transmitió a la SVD.