Parroquia Verbo Divino – Resistencia

Reseña histórica de la Parroquia VERBO DIVINO, Resistencia (Chaco)

La parroquia Verbo Divino abarca una buena parte de la periferia de la ciudad de Resistencia, capital de la Provincia del Chaco. En esas barriadas humildes pero amistosas, los misioneros del Verbo Divino están echando los cimientos de una nueva parroquia siguiendo un innovador proyecto de renovación eclesial. Las estadísticas de la Arquidiócesis muestran que ella cuenta con 30 parroquias, y que nuestra parroquia verbita figura con casi 10% de todos los que celebran su Primera Comunión, y con algo más de 10% de todos los confirmados.

La parroquia se constituyó en el año 1997 a partir de zonas pastorales “desgajadas” de otras parroquias vecinas. Se trataba de barrios en su mayoría nuevos, y de varios asentamientos de gente muy humilde.

 

Aspectos del proyecto de renovación de la parroquia

A- Un aspecto fundamental es la Formación a través de un proceso de catequesis permanente de la comunidad cristiana. Implementamos una nueva versión de Catequesis Familiar para evangelizar a toda la familia, hacer de los padres los principales catequistas de sus hijos, afianzar las Comunidades a medida humana, y preparar a los laicos para su misión en el mundo. Como nuestro objetivo es una evangelización “integral”, el lema es “Dar todo”, es decir, todo el kerigma y el contenido de nuestra fe. La parroquia les debe ofrecer a todos lo necesario para llegar a la madurez cristiana. Buscamos canalizarlo incluso a través de la liturgia que es fuente y cumbre de la vida cristiana, de Caritas que catequiza por medio del testimonio en las tareas de asistencia solidaria y de promoción humana, y, naturalmente, a través de todas las demás áreas pastorales.

Contamos con materiales de apoyo propios, en total unos 25 tomos, que se van renovando permanentemente. Nuestros libros de la Catequesis Familiar son los más difundidos, al menos en el Nordeste argentino. La obra «Soy ciudadano cristiano» sirvió de base para el Área Social del Xº Congreso Eucarístico Nacional. Todos los recursos didácticos apuntan hacia el mismo objetivo de una parroquia renovada, y sostienen una formación básica para todas las edades: adultos, jóvenes, niños. Damos también mucha importancia a la formación bíblica. Por ejemplo, se reúnen semanalmente unos setenta grupos de «Encuentros bíblicos».

Hoy, la parroquia cuenta con 350 catequistas bien formados y una comunidad que tiene en su haber ocho años de formación religiosa continua.

B- Otro aspecto es el de plantearse con la comunidad el desafío de “llegar a todos” con espíritu misionero. Para ello, es necesario poder contar con una parroquia “descentralizada”, organizada en zonas y sectores a escala más humana y delegar la responsabilidad en equipos de coordinación. La pregunta es, ¿cómo llegar a los 50.000 habitantes de la parroquia?

En este campo, cumplen un rol fundamental los “mensajeros”, que son personas de la comunidad que se comprometen a llevar las cartas y los mensajes parroquiales a cada familia. Se trata de un verdadero ministerio de relación y comunicación porque, en muchos casos, son el único lazo entre la población y la comunidad cristiana. Por otro lado, los mensajeros reciben inquietudes, opiniones y sugerencias de la base, que nos ayudan muchas veces a reorientar los objetivos. Hoy están distribuyendo regularmente unas 8.500 cartas parroquiales en los diferentes barrios.

C- El tercer aspecto es el de organizar los diferentes servicios y ministerios para consolidar una auténtica participación de los fieles a todos los niveles. Nuestro lema es “Involucrar a todos”, y se trata de delegar responsabilidades para que los laicos puedan planificar, decidir, ejecutar y evaluar en conjunto con la comunidad. La comunión y participación se construyen y se promueven desde las bases, o sea, desde abajo hacia arriba.

Así existen “Animadores de sector” (que animan a los distintos grupos de cada sector, entre ellos los “mensajeros”). Unos cuantos sectores forman una Zona parroquial. Cada una de las siete zonas cuenta con un “Consejo pastoral zonal”, constituido por los «Animadores de sector» y los coordinadores de los demás diferentes servicios. El Consejo Parroquial está constituido básicamente por los Coordinadores zonales y los Coordinadores de los diferentes servicios pastorales, integrando también el Equipo Económico Parroquial. Se reúne sin falta al menos una vez por mes.


Actualmente contamos con unos 1.300 laicos trabajando en los diversos niveles, y cada año hay nuevos voluntarios que ofrecen su colaboración, porque hemos llegado a despertar ese anhelo de participar en un proyecto común. Una verdadera bendición para la parroquia es la presencia y el trabajo de las Hermanas que conforman la Comunidad de las “Misioneras Siervas del Espíritu Santo”. Existe un buen grupo de “Delegados de la Palabra” y más de 50 “Ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión”. Estos últimos, junto con los “Visitadores de los enfermos”, cuidan especialmente a unas 300 personas que, por enfermedad o vejez, no pueden abandonar su casa. También, con la colaboración de la gente, estamos construyendo en las zonas parroquiales, la infraestructura necesaria para las reuniones y las actividades comunitarias.

Fuente: “Sucesos”, marzo-abril 2005 / “Misiones en el Mundo” Nº 62


.

.

________________________________________

Artículos de la Parroquia Verbo Divino:

» Ver todo

 

.