Retiro Provincial SVD-ARS 2019

Del 13 al 17 de mayo, en la casa de Stella maris – Entre Ríos, nos encontramos para compartir el retiro anual de la Provincia Argentina Sur (ARS). Este año nos acompañó el P. Arlindo Días svd, ex consejero General y actual animador de Justicia y Paz (JUPIC) en Brasil Centro (BRC).

Unos lindos días soleados, con buen clima interno y externo, ambiente de recogimiento y buena predisposición, compartimos estos días centrados en los desafíos planteados por el XVIII Capítulo General: “Enraizados en la Palabra y comprometidos con su Misión”.

Gracias a todos, a Arlindo, a la comunidad y personal de la casa de Stella Maris, a todos los que participaron, a los que nos acompañaron con sus oraciones, ¡Gracias!

Compartimos algunos testimonios de cohermanos:


Una mirada hacia el retiro espiritual en Stella Maris

Este encuentro de un número significativo de hermanos verbitas, con el acompañamiento de un laico, Carlos, de la parroquia de Picún Leufú, se celebró desde el lunes 13 a las 18 horas, hasta viernes 17 de mayo a las 13 horas. La consigna ha sido que reinara un ambiente de silencio.

El animador ha sido, como fue anunciado, el cohermano brasileño Arlindo Días. Él compartió abundantemente la experiencia de su participación en los últimos tres Capítulos Generales y las visitas como Consejero General en dos períodos, particularmente en Argentina en el año 2008.

Los contenidos compartidos han sido abundantes y muy bien ilustrados. Hasta hubo momentos en que daba la sensación de que se trataba más bien de una Asamblea. Las bien preparadas celebraciones litúrgicas enriquecieron las jornadas y propiciaron la participación y cierto protagonismo de los participantes, por Distritos.

Y el acento se puso en la inculturación, ya que estaban participando hermanos más bien jóvenes y de procedencia asiática. Lo mismo ha acontecido en cuanto al diálogo intergeneracional. Al respecto, los mayores poniendo al servicio y reclamando la valoración de su “experiencia acumulada”, y las generaciones jóvenes su “hora” de protagonismo.

Esperamos que haya sido de provecho para todos los participantes y la fuerza oracional en beneficio de la presencia misional en esta geografía de Sudamérica.

Gracias al Padre Arlindo y al buen Dios que nos permitió este ámbito de enriquecimiento personal y comunitario.

Reinaldo Zbrun svd

 


Un retiro muy verbita

La casa de Stella Maris nos congregó a los verbitas de los cinco distritos, que conforman la Provincia ARS, convocados a realizar su retiro anual. Este retiro ha sido diseñado para profundizar desde los últimos tres Capítulos Generales de la Congregación del Verbo Divino y el compromiso misionero en nuestro contexto.

En un informe general, el Padre Arlindo nos hizo ver la realidad de la Congregación, la vida y la misión, la riqueza y el desafío. Todo eso para seguir el objetivo general de la Congregación del Verbo Divino: “esforzarnos para que toda la congregación y cada miembro podamos cumplir cada vez con mayor fidelidad la voluntad de Dios. Esto requiere, en primer lugar, la mayor santificación de sus miembros y, en segundo lugar, que la Congregación se esfuerce para ser más y más un instrumento capaz y útil en las manos de Dios” (Arnoldo Janssen, a los sacerdotes y hermanos en Argentina y Brasil. San Wendel, 03 de diciembre de 1901).

En un ambiente de recogimiento y silencio, tanto en lo exterior como en lo interior, propuesta dada por el predicador, nos ayudó a buscar las referencias concretas a la luz de la Palabra de Dios, que orientan la vida misionera según el plan personal que Dios tiene para cada uno de nosotros, entrando en el camino de la fidelidad al seguimiento de Jesucristo.

Otros temas que nos propuso fueron: la interculturalidad e internacionalidad, donde nos invitó como miembros de la Provincia ARS, hacer un programa para los neo-misioneros que llegan a la provincia y, por otro lado, a ayudarnos a vivir la internacionalidad en nuestra vida comunitaria. Nos invitó, además, a aprovechar el uso de los medios de comunicación social, para la formación y la Evangelización. El trabajo y el compartir nuestras experiencias en grupo fueron lindos momentos.

Finalizamos el retiro con alegría renovando nuestro compromiso como religiosos y misioneros del Verbo Divino en una Eucaristía solemne.

Francisco Betekeneng svd