Retiros Vocacionales SVD 2012

Cuando experimentamos la llamada, nos sentimos conocidos y amados por Dios, al llamarnos por nuestro nombre nos “recrea interiormente”.

Una vocación auténtica descubre que su vida es para la misión y ésta no se reduce a unas cuantas tareas, sino que implica todo lo que se es y se tiene.

Con esos pensamiento llego hasta vos para animarte a no dejar de mostrar la belleza de la vocación recibida. Continuar leyendo…