Sacerdocio SVD en el Año de la Vida Consagrada

Reflexiones Teológicas y Orientaciones Prácticas

060215(4)Por Stephen Bevans svd

Dos imágenes muy diferentes podrían ser útiles al leer esta reflexión sobre cómo podemos entender y practicar el ser sacerdotes en nuestra congregación religiosa misionera, la Congregación del Verbo Divino en la actualidad. La primera es la imagen de un malabarista. La segunda es la imagen de una olla de sopa a fuego lento.

Por un lado, tratar de ser un sacerdote misionero religioso en nuestra Congregación en particular, con sus carismas y tradiciones particulares, requiere la habilidad de un malabarista que tiene que mantener al menos cuatro bolas en el aire. Somos, quizás ante todo, los misioneros, los socios de la propia misión del Dios Uno y Trino, llamados a dar testimonio y predicar la Palabra a través de nuestro compromiso con la oración, la justicia, el diálogo, la inculturación y la reconciliación. Somos miembros de una comunidad fraterna de vida consagrada, que profesan los votos de castidad consagrada, pobreza evangélica y obediencia apostólica.

 Leer artículo completo