Ser perseverantes en la vida

YO ESTOY AQUÍ (33º Domingo C – Lucas 21,5-19 / Malaquías 3,19-20 / 2Tesalonicenses 3,7-12)

Mal 3,19-30 – El triunfo de los justos en el día del Señor
En este pasaje bíblico podemos reflexionar sobre la justicia del Señor, sobre aquellos que le temen, que le sirven. Y que viven según sus mandatos. Para ellos brillará el sol de justicia, sugiriendo así la salvación a través del amor de Dios hacia su pueblo.

2Tes 3,6-12 – Exhortación al Trabajo
Pablo habla a la comunidad de Tesalónica, invitando a cada uno a no ser carga a los demás, sino a trabajar con honradez para ganar así su pan con el propio esfuerzo, respetando, la regla que les impusieron: “el que no quiere trabajar, que no coma”. Muy concreto y real este mensaje que nos toca muy cerca en la actualidad. A veces hay voluntad del trabajo, pero no se consigue y viceversa, hay oportunidad de trabajar, pero no hay voluntad en hacerlo.

Lc 21,5-19 – Anuncio de la destrucción del templo
Una de las características de este mundo actual, es sentirnos atraídos por todas las cosas materiales y por los falsos profetas con sus anuncios. ¡Estamos inseguros! El mundo no nos promete seguridad a los cristianos, hay muchas persecuciones a la Iglesia, muchos ataques. El verdadero cristiano molesta, inclusive a veces hasta en nuestro seno familiar. El testimonio firme que podemos dar, es nuestro camino a la vida eterna. Debemos perseverantes en la fe, en el amor de Dios. Debemos estar atentos y preparados para enfrentar a las dificultades.

Para seguir meditando a la palabra, nos podemos preguntar: ¿Qué espera el Señor de nosotros? ¿En qué aspectos deberíamos ser más constantes, y más perseverantes? ¿Cómo preparamos a los niños y a los jóvenes para enfrentar las dificultades?

Para concluir, pido al Señor su ayuda para que podamos construir con perseverancia su Reino en este mundo, a pesar de las dificultades cotidianas.

Zulma Fruttero
Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Pompeya – Santa Fe