Taller Bíblico de verano en Tumbaya

Del 23 al 27 de enero de 2012 realizamos en Tumbaya el Taller bíblico sobre “Los modelos eclesiales en el Nuevo Testamento y el tema de la Tierra en la Biblia” (al mismo tiempo Marcelo Cattáneo, Pepe Ferreyra y el equipo bíblico lo hacían en R. Calzada). Participamos 25 personas de las Comunidades de Alto Comedero, Palpalá, colegios del Salvador y Santa Teresita, Salta, San Juan y Córdoba, contando con el apoyo de los Verbitas y del equipo bíblico del Distrito de Jujuy. Este año la presencia de jóvenes fue muy significativa.

El primer día estuvo centralizado en la misión de Jesús en Lucas y en el modelo de discipulado en Marcos (temas animados por Eugenia de Palpalá y Arturo Barrios SVD). El segundo y cuarto día profundizamos las características del modelo eclesial en Pablo (la primera generación cristiana) y en Mateo (en la segunda generación). El último día analizamos la organización, la espiritualidad y los conflictos de las iglesias en tiempos de Juan, del Apocalipsis y de la tercera generación.

El tercer día lo dedicamos en forma completa al tema “Tierra”, dada la problemática vivida el año pasado en Jujuy y en otras regiones del país. María Bejarano, de Alto Comedero, compartió la iluminación bíblica sobre la cosmovisión bíblica de la Tierra, el derecho a la tierra y los clamores de la tierra (Rom 8,22).

Por la tarde contamos con la presencia de María Beatriz Cruz, de la secretaría de Derechos Humanos de San Salvador: hizo un recorrido histórico sobre la historia de la apropiación y de los grandes dueños de tierras en Jujuy, de las luchas y modos de organización de las más de 30 Comunidades indígenas para obtener el derecho de propiedad comunitaria, los avances y límites en la legislación provincial y nacional para garantizar el acceso a la tierra de cada habitante, y los desafíos que plantean los proyectos económicos de empresas extranjeras y nacionales responsables de la contaminación de la población, el agua, el aire y la tierra. Este día fue el más impactante e interpelante para una nueva conciencia y una nueva práctica ciudadana desde el Evangelio y los clamores de la realidad social.

Durante toda la semana fuimos releyendo la Palabra desde las situaciones vitales y comunitarias de los participantes, en un clima de espiritualidad, retiro, celebración y aprendizaje mutuo en el servicio bíblico-misionero que venimos realizando, interpelados por lo afirmado en nuestras Constituciones: “Las comunidades cristianas que nacen de la Palabra de Dios y del poder del Espíritu Santo, y se alimentan de esa misma Palabra y de los Sacramentos, deben desarrollarse de tal manera que lleguen a ser signos de la presencia liberadora del Señor y de un nuevo modo de vivir” (Const. 108).

El último día, a modo de síntesis, se conformaron cuatro grupos para redactar una Carta de acuerdo a los ámbitos e interlocutores donde comparten la Palabra de Dios: Educación, Jóvenes, Misión compartida y Compromiso ciudadano. La celebración final de envío y compromiso con el ministerio de la Palabra estuvo animada por Sonia y Leonor, del Colegio del Salvador.

Que Jesús, la Palabra hecha carne (Jn 1,14), continúe nutriendo las raíces de todas las Comunidades en nuestra Provincia, allí donde compartimos el carisma verbita junto al Pueblo de Dios.

Miguel A. Armada SVD