Unidos a Jesús, misioneros de la vida

Encuentro de Niños y Adolescentes de la Diócesis de Iguazú

Gracias al P. Fermín Oggier SVD y muchos de sus colaboradores de diversas áreas de pastoral de la Parroquia de San José Obrero de Bernardo de Irigoyen, pudimos vivir el domingo 11 de Septiembre de 2011, un hermoso encuentro. Digo pudimos, pues, en el mismo participaron niños y adolescentes, provenientes de varias comunidades parroquiales de la Diócesis de Puerto Iguazú (un total de 400). Por supuesto, acompañados por sus Animadores, Catequistas y en muchos casos por los padres. Así, desde las primeras horas de la mañana –la parroquia anfitriona– vibró de fiesta recibiendo las delegaciones, que llegaban de a poco, con los cantos de bienvenida y hasta con chocolateada, y ricas facturas.

El tema elegido fue el mismo de La Rioja, es decir, del 1º Encuentro Nacional de Infancia y Adolescencia Misionera: “Jesús fuente y dador de Vida”, porque sabemos que él es la VIDA que nos es dada para compartir con nuestros hermanos. El lema: “UNIDOS A JESÚS, MISIONEROS DE LA VIDA”, ya que, desde la misión de los niños y adolescentes, queremos anunciar al mundo la Vida de Jesús, en gestos de alegría, servicio, oración, disponibilidad. El encuentro de Irigoyen, así como el de La Rioja, tuvo una doble característica: animación y formación.

Por lo tanto, a la hora de los trabajos, todos fueron separados en grupos. Los niños por un lado y los adolescentes por el otro, para tratar estos dos objetivos:

1. Jesús fuente de Vida:
Que los niños y adolescentes re-descubran y celebren que Jesús es Fuente de Vida. Y así, también valoren su opción por Jesús.

2. Jesús dador de Vida:
Que los niños y adolescentes vivencien que su vida es misión aquí y ahora. Y desde esa perspectiva vivan la cooperación material, espiritual y de servicios como gestos que dan vida.

Los niños evaluaron sus trabajos con una celebración volcada en el Bautismo de Jesús en el río Jordán. En cambio, los adolescentes lo hicieron con pequeñas dramatizaciones demostrando distintos cuadros de la vida, que ocurren en muchas familias y en la sociedad de hoy. Todo esto culminó con la Eucaristía, cumbre y fuente de nuestra vida cristiana como discípulos misioneros de Jesús, comprometidos con la vida de los hombres y mujeres.

Los niños y adolescentes de la Diócesis de Puerto Iguazú, afirmaron una vez más el presente compromiso: “Reconocemos, que Jesús, es el centro de nuestra vida y de nuestro encuentro, Él es a quien queremos seguir; tener sus mismos sentimientos, vivir como Él e ir con Él a la misión como alegres y comprometidos mensajeros de la Vida”.

Gracias a cada uno de los niños, adolescentes, animadores y también los padres que participaron en dicho encuentro, ustedes serán los que volviendo a sus Comunidades Parroquiales, tendrán la responsabilidad de transmitir a los demás el entusiasmo y la alegría de ser enviados por Jesús, Discípulo Misionero del Padre. Nuevamente, muchas gracias de corazón, al P. Fermín y a su gente, que de un modo u otro han puesto lo mejor de sí para que este evento cuente con todo lo necesario para su realización.

Dios nos bendiga a todos con abundantes gracias. Un fuerte abrazo a cada uno en particular: “De los Niños y Adolescentes del mundo… Siempre Amigos”.

Andrés Mochalski SVD